Lentes de contacto o el laser para corregir la ametropia

lentes de contacto

Las ametropías cada vez son más comunes, como las ayudas ópticas precisas para corregirlas: hablamos naturalmente de las gafas y las lentes de contacto. En los últimos veinte años, no obstante, aun la cirugía refractiva con láser, ha adquirido un sitio de resalto en la corrección de las ametropías (miopía, hipermetropía y astigmatismo).

Ya hace más de veinte años, tras la primera intervención para la reducción de la miopía y, como puedes imaginar, ha habido una evolución en los métodos quirúrgicos. Existen abundantes sistemas para la cirugía refractiva, todos efectuados con el láser excimer. La elección de la metodología para la intervención por el cirujano, depende del defecto en sí y las condiciones de salud del ojo que será operado.

Aquellos que opten por efectuar la cirugía para corregir su ametropía, deben lidiar con las contraindicaciones. No todo el mundo puede ser sometido a una intervención: a los diabéticos, por servirnos de un ejemplo, no se aconseja la cirugía, o bien si la córnea es demasiado delgada, no es posible hacer una cirugía para corregir el defecto de refracción. Además de esto, aun si la operación tiene éxito, no hay garantías sobre la corrección completa de el defecto de visión: en ciertos casos, en verdad, los pacientes siguen utilizando gafas.

La cirugía láser para corregir el defecto de visión, puede ser llevada a cabo solo si el valor de la miopía se estabiliza a lo largo de por lo menos dos años. Otro factor a estimar es que tras cuarenta años la pérdida fisiológica de la capacidad del cristalino de acomodar (presbicia): consiste en la visión turbia de cerca, con lo que todavía se precisa el empleo de ayudas ópticas para compensar esta falta.
Hay una mejor forma de corregir el defecto de la visión, si quieres utilizar gafas, lentillas o bien cirugía láser (lasik) el consejo es ponerse en contacto con tu médico de los ojos siempre y en todo momento.

Fuente: Lentillas a Domicilio