Mis nuevas gafas de moda graduadas

Seguro que en numerosas ocasiones habéis oído esta oración referida a quienes llevan gafas graduadas. “Gafitas 4 ojos capitán de los piojos”. Realmente es una cosa que sobre todo se oye cuando eres pequeño en el cole, mas debía decirlo, si: me declaro una gafas 4 ojos.

Hoy tengo miopía y astigmatismo. No tengo mucho mas lo bastante para no poder ir sin gafas o bien lentillas.gafas de moda

Debo confesar que estoy prendada de las gafas tanto de sol como de ver. Mas, ¿y lo sensual y también interesante que puedes alcanzar a parecer con unas gafas muy bonitas y con personalidad?. Además de esto, a mi me agradan las grandes.
Hoy ya tengo mis nuevas gafas graduadas de pasta negra cómodas y también ideales de la muerte, además os comentaré algo muy curioso y sobre todo cómodo, por lo menos a mi me lo parece y como todo lo interesante me agrada compartirlo.
Mis gafas de moda nuevas las escogí de la página web online Eloise Eyewear, la conozco desde hace años y la verdad que la atención es buenísima, visita este sitio. Recomendada cien por cien. Además de esto asimismo tienen gafas de sol. Os comentaré que el solicitar las gafas es muy sencillo. Lo único que precisan es que les mandes la receta con tu graduación. Yo fui a mi óptica y lo solicité

Más sexy con gafas

La ‘gafotas’ de la clase han evolucionado, con el tiempo y el capricho de las tendencias, en una ‘influencer’ de tendencia. Las gafas están de plena actualidad, y han pasado de ser un incordio, a un complemento perfecto de nuestros looks. Las hay, aun, que las llevan con cristales sin graduación por el mero ‘deleite estético’. Y las conocidas, como siempre y en todo momento, son nuestra mejor fuente de inspiración ‘fashionista’.

Cambian la mirada, disimulan la papada, mitigan el mentón, llenan los pómulos y, por si fuera poco con lo anterior, nos añaden un complejo y muy seductor toque intelectual. Las gafas nos aportan personalidad y son un accesorio muy ‘cool’ con el que jugar para dar forma a looks de todo tipo: retro, moderno, ‘hipster’, ‘nerd’, complejo, sensual…
Sí, muy sensual, pues pocas cosas más irreprimibles que mirar sobre la montura y ‘coquetear’ mientras que jugueteas con tus gafas (¡esto es un secreto solamente para ti!).

La clave para acertar y que tus gafas graduadas sean un complemento perfecto es, como hacen las conocidas, seleccionar las monturas que más favorecen a tu fisionomía y que mejor van con tus facciones: para las caras cuadradas o bien angulosas, preferimos las gafas ovaladas y la silueta ‘cat eyes’, puesto que suavizan los rasgos faciales; al contrario que ocurre con las personas con la cara más redondeada, a las que les favorecen las monturas rectangulares para ‘romper’ y afinar el semblante. Los semblantes alargados se ven mejor con gafas de montura recta, aparte de ser los que mejor aceptan los modelos XXL (por aquello de que no nos tapen toda la cara), y los que tienen la fortuna de tener un semblante ovalado… pueden utilizar las que deseen, por el hecho de que todas y cada una les sienta bien.