La cristaleria del menaje del hogar

menaje del hogar

Cada vino en su copa, cada refresco en su vaso. A cada bebida le toca un recipiente diferente. No hay nada mejor que llegar a una mesa y contar con una completa pluralidad de vasos y copas para servirnos la bebida. En cualquier ocasión que organicemos, debemos prestar atención a los vasos y copas que pondremos a nuestros invitados.

Vasos para todo

¿Qué tipo de vasos debo tener en casa? ¿Han de ser siempre y en todo momento de cristal? ¿Hay diferentes estilos?
Deja de preocuparte y presta atención a lo que te contamos ahora sobre los vasos, que no pueden faltarte en tus estanterías. Lo mejor es que cuentes con vasos para diario, que tengas una cristalería básica para la vida rutinaria que te sirva para el agua, refrescos y algún vino o licor.
Para ocasiones especiales siempre y en todo momento y circunstancia viene bien que cuentes con unos vasos diferentes, que le den a tu mesa otro aire. Por ejemplo, unos vasos de cristales de colores que combinen con la mantelería y con la vajillas que tengas.

En lo referente al estilo, busca con el que te sientas más cómoda. Tal vez te complacen más las tendencias tradicionales y te encantan los vasos de cristal transparente o eres más amiga del estilo retro y te vuelven desquiciada los vasos de plástico de colores. Como ves hay vasos para todos los gustos en el menaje del hogar.

Copas de vino

Para disfrutar del vino son precisas unas buenas copas.
Para convertirnos en la perfecta anfitriona y que una velada singular resulte increíble, resulta necesario contar en la mesa con un completo juego de copas que se adapte con el género de caldos que vayamos a tomar.
Además de copas para el vino hay que poner en la mesa copas para el agua y los otros géneros de bebidas de los que deseemos disfrutar.

No únicamente los vasos y copas son esenciales

Hay un mundo de accesorios del hogar en Zalema en torno a la cristalería, que en las fiestas o en eventos singulares nos pueden resultar muy útiles: un decantador, una cubitera, unas pinzas para el hielo o unos originales posavasos de corcho o de madera.
Los accesorios, resultan siempre y en todo momento e instante cómodos y bien elegantes y es siempre y en toda circunstancia bueno contar con una mesa bien equipada.

¿De qué manera lavar bien tus copas y vasos?

Habitualmente la limpieza de los vasos de vidrio y sobretodo de las copas, nos causan un inconveniente para cuando tenemos alguna cena esencial o unos invitados que queremos o debemos impresionar. Para evitar el tener que limpiar nuevamente nuestras copas, antes de poner en la mesa y pasar el mal rato lleno de excusas sin sentido te daremos dos consejos para que tus copas queden como cristal.

Agua caliente
El agua caliente es fabulosa para poder ablandar los restos del vidrio. En el instante en que desees lavar tus copas, déjalas reposar en agua caliente (sumergidas), unos 15 minutos bastan para eliminar todos los restos. Entonces limpia con rebosante espuma con una esponja y enjuaga con agua caliente del grifo. De esta forma el agua se evapora y no deja marcas en el vidrio mientras que se seca.