Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cuadros personalizados en cartón pluma

Cuadros-DecorativosCuadros personalizados en cartón pluma

El cartón pluma o foam, es uno de los soportes más empleados para realizar todo tipo de manualidades y es especialmente bueno para crear cuadros personalizados con vinilos impresos o mostrar tus fotografías de un modo elegante y sin tener que usar marcos ni cristales.

Está compuesto por dos materiales ligeros pero resistentes. En el centro hay un panel de espuma de polímero como el poliestireno o el poliuretano expandido y está recubierto por los dos lados con otro material más rígido, como el cartón. Este material tiene una gran maleabilidad y es muy fácil de trabajar, pudiéndose cortar con prácticamente cualquier cuchilla.

Como hemos dicho antes, uno de los usos más destacados es en fotografía y cuadros. Gracias a los avances en la impresión y el encolado, como lo es la impresión en vinilo y los papeles fotográficos con posterior preparado para encolar; el cartón pluma se ha convertido en el material perfecto para lucir las obras tanto de gran formato como de pequeño de un modo ligero, transportable, elegante y fácil de instalar. Además, es mucho más económico que el clásico enmarcado con cristal y passepartout.

También es un material indicado para los artistas plásticos. Como hemos dicho antes, la última capa de este material es de cartón, lo que convierte al foam en un soporte perfecto sobre el que se pueden emplear infinidad de materiales de pintura, siempre que no sean demasiado húmedos.

En arquitectura es también un material muy empleado para elaborar maquetas de proyectos a presentar. Al ser ligero y bastante resistente, permite construir y transportar grandes maquetas de edificios sin ningún tipo de problema.

Volviendo a sus usos artísticos, también podemos emplear este gran material en escultura. El cartón pluma se descubre como un material muy rígido, capaz de soportar una gran presión sin deformarse pero que, a su vez, es muy ligero y fácil de seccionar. Con él se consiguen grandes esculturas con muy poco peso.

Además, no acaban aquí sus posibilidades, también es empleado para construir expositores de folletos ligeros y transportables o placas de señalética para colocar en puertas y paredes sin necesidad de usar clavos. Al ser tan ligero, se puede pegar con cinta de doble cara o un poco de cola.

cuadros-personalizados

Queda claro que es un material con mil usos, ligero, resistente, moldeable y que ofrece un acabado profesional a tus proyectos y cuadros personalizados. Si quieres saber más sobre este material, o quieres lucir tu mejor foto en tu casa, contacta con Rótulos Levante, ellos te ayudarán para que obtengas el mejor resultado.

Fuente: Carolina

www.rotuloslevante.com