Tipos de estanterias compactas y su empleo

Las estanterías compactas son seguramente el género de estanterías que más cuesta comprender y visualizar.

¿Cuáles sus sus principales características particulares?

*No existen corredores entre las estanterías. Las estanterías conforman bloques sólidos.

*Cada bloque sólido de estanterías tiene múltiples profundidades.
*Las carretas penetran en las estanterías para acceder a los pallets ubicados en las diferentes profundidades.

¿Qué géneros de estanterías compactas existen?

*Podemos conversar de dos géneros de estanterías compactas: drive-in y drive through.

– Drive-in: Las carretas solamente pueden acceder a los productos desde la parte frontal del bloque sólido de las estanterías, en la medida en que normalmente la parte posterior está apoyada en la pared (en la imagen) con la pretensión de aprovechar al máximo el espacio libre. En un caso de esta manera, el flujo lógico de los productos sería el LIFO (last in, first out).

– Drive-through: Las carretas pueden alcanzar a los pallets bien desde la parte delantera como desde la parte posterior del bloque de estanterías. Este formato sí deja un flujo FIFO (first in, first out) sin complicación, pues los productos entrarían por un lado de la estantería y saldrían por el otro extremo (requiere un corredor más en la parte posterior).

¿Qué ventajas/inconvenientes ofrecen?

*El beneficio más reseñable de las estanterias compactas es el elevado índice de aprovechamiento del espacio que dejan, en la medida en que la eliminación de corredores deja la desaparición de espacios “ociosos”.

*Como inconveniente principal podremos referirnos a que, precisamente debido a la falta de corredores, las estanterías compactas no dejan un buen acceso directo a todos los productos y pallets guardados.

¿De qué forma se administran?

*Es recomendable no mezclar referencias en una misma calle (profundidad x altura) de la estantería. Cada vía o acceso debe estar ocupada por una misma referencia.

*Así, aunque no se tenga acceso directo a todos los pallets, sí se podrá acceder de manera directa a todas las referencias guardadas.

*En el instante de diseñar la capacidad (n.º de huecos) de cada calle (profundidad x altura) se debe tener en consideración el flujo y tamaños de lotes de entrada y salida de los productos guardados en la misma. Solo de este modo se podrán regentar y aprovechar de forma recomendable las capacidades y virtudes de las estanterías compactas.

En la busca de acrecentar el aprovechamiento del volumen libre se diseñan los sistemas sólidos.

estanterias compactas
Estos son Sistemas de Carretas que dejan el paso a su través de carretas usuales en las estanteriasindustriales.com/

Hablamos de una estantería de muy grandes dimensiones, donde las cargas no se apoyan sobre los anaqueles sino más bien sobre los largueros. De esta forma las carretas pueden entrar (drive-in) o bien atravesarlas (drive-through). En el primer caso solamente precisan un corredor operativo, al paso que en el segundo precisan dos.

Recomendado para:

Productos homogéneos, con Unidades de Carga perdurables, sin inconvenientes de flujo, y para cantidades mayores a una docena de paletas por referencia.

Condiciones de empleo

Las condiciones de empleo de los sistemas sólidos son muy afines a las condiciones de empleo del almacén en bloque. La primordial diferencia radica en que se puede usar en paletas que no dejan amontonado. Por esta razón, además de esto, el almacén por sistema sólido deja acceder a cualquiera de las paletas de la primera fila operativa.

Existen diferentes géneros de baldas de apoyo, lo que da sitio a diferentes dimensionamientos finales. Esencialmente se puede aceptar que la holgura en el fondo no es rigurosamente precisa (considerándose un 5% un factor conveniente), al tiempo que la holgura en el frente ha de estar entre el 15% y el 20% por lo menos. En todo caso el diseño de detalle señalará las dimensiones precisas.

Son esenciales en este género de almacenes, las protecciones de las vigas contra el choque del elemento de conservación. A veces el propio elemento de conservación lleva asociado un rail que le impide salir de la recta central, en otras ocasiones se puede conseguir este movimiento en una sola dirección a través de un sistema de inducción imantada con cable sepultado en el suelo.