Sacos para capazo, fundas, cubrepies

sacos para capazo

Mamás primerizas, seguro que tenéis miles y miles de dudas sobre qué cosas son esenciales para el bebé y cuales no. Esta vez te hablaremos de los sacos para capazo, fundas y cubrepiés.

La relevancia de los sacos para capazos, fundas y cubrepiés

Cuando conocemos la buena nueva de que un renacuajo/a llegará a nuestras vidas, enseguida se viene a nuestra mente el carro, la cuna, la minicuna, la bañera… entre tantas cosas ¿de qué forma saber cuáles son precisas y cuáles no lo son tanto?. Aprovechando que el frío se aproxima, hoy conoceremos una pieza clave, súper precisa para el cuidado del bebé: el saco para el capazo.

Relevancia del saco para el capazo

 Los sacos para capazo, son imprescindibles para salir a la calle con nuestro pequeño en los meses de invierno o bien aun en las noches de primavera. Haga frío, viento o bien llueva debemos seguir saliendo a la calle con el bebé para llevarlo a la guarde, al cole, a casa de los abuelos… a fin de que no coja frío debemos abrigarlo realmente bien, y no solo es suficiente con la ropa que le pongamos, también necesitaremos un saco para nuestro camino.

Los sacos son unas fundas que se amoldan a la silla o bien al portabebés y cuentan con una cubierta donde introducimos al peque, a fin de que su cuerpo se quede abrigadito. Se fijan a la silla o bien al portabebés con unas gomas traseras, quedando realmente bien sujeto y eludiendo que se escurra. A la inversa que las mantas y los arrullos, el saco es un producto muy cómodo a fin de que el pequeño no pase frío, pues se ajusta a la silla y no sobra tela en ningún lado.

Tipos de sacos

Según sea la edad de nuestro hijo/a y de la pieza del carro que estemos utilizando en ese instante, deberemos seleccionar un tipo de saco o bien otro.
Veamos ahora cuáles son los más habituales:

* El saco para silla de paseo: especialmente diseñado para ponerlo en la silla. En los sacos para la silla hay dos tipos diferentes, por una parte los sacos de la silla del carro que son más grandes y con una forma “ovalada”; y por otra parte, los sacos para la silla ligera, que son más estrechos y rectangulares. La elección de un tipo un otro va a depender de la silla que tengas para llevar a tu bebé.

sacos para capazo

* Sacos para capazos o bien el portabebés: es más pequeño que el precedente y está desarrollado para ponerlo en el conjunto 0 del carro. Frecuentemente acostumbran a venir con capota a juego, que se pone en el asa del conjunto 0 para resguardar al pequeño del viento. Estos modelos son los más demandados por los progenitores, en tanto que resguardan a tu bebé cuando es más pequeño y precisa todo tipo de protecciones.

* Sacos de bebé  de primavera: son más ligeros y con menos relleno. Ideales cuando refresca en las noches de verano o bien para los meses de primavera. Son asimismo útiles en periodos de entretiempo.

* Sacos de invierno: tienen un relleno considerablemente más gordo, pueden ser impermeables, afelpados o bien con pelo. Dan una mayor protección como es normal por su material. De noche, en lugares que pueda haber “rociada” asimismo es recomendable emplear esta clase de sacos.