Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Pon en manos de los talleres la conservacion del radiador de tu coche

El principio de un motor de combustión interna, es que una mezcla de combustible y aire, se enciende dentro de los cilindros y por compresión y expansión de esta mezcla, se originan fuerzas extremadamente potentes, las fuerzas se convierten en las ruedas del vehículo, moviendo el coche hacia adelante.

Cuanto más grande sea la compresión, mayor será la potencia de salida del motor. Y esto es lo que todos quieren, más potencia desde el motor, más velocidad y mejor manejo. Más aún, si además llevas instalado un cargador turbo, que aumentará la potencia del motor de manera significativa.

Pero todos estos métodos para aumentar la potencia del coche, tienen una serie de inconvenientes y una increíble cantidad de calor que es lo más importante. Según Neumaticos Cobravo, el calor es el enemigo número uno de los componentes mecánicos y aunque el motor del coche, está diseñado para manejar estas increíbles altas temperaturas, si estos niveles se salen de control, el motor definitivamente se romperá.

Los ingenieros de coches, trataron de encontrar respuestas a retirar este calor del motor y su resultado fue el radiador refrigerado por agua. El sistema de refrigeración del coche, es uno de los elementos más importantes del vehículo y mantenerlo en perfectas condiciones, es la clave detrás de un coche fiable. El trabajo del radiador es eliminar el calor del motor y debería funcionar con la máxima eficiencia, incluso en condiciones extremas.

El motor del coche, se sobrecalienta rápidamente si hay algún problema con el sistema de refrigeración del coche y este peligro es especialmente alto, en el tráfico de movimiento muy lento, o durante los días calurosos de verano.

El radiador es una gran matriz de tubos pequeños, y cuando el refrigerante pasa a través de los núcleos de refrigeración del radiador, se enfría, eliminando el calor que se ha acumulado desde el motor.

Cuanto más grande sea el radiador, más cantidad de calor puede eliminar al motor. También el refrigerante debe ser de alta calidad, ya que si hay cualquier impureza en el radiador del motor o el sistema de refrigeración está dañado, sus propiedades de enfriamiento bajan. Dentro del sistema de refrigeración, el refrigerante se sella y se encuentra bajo presión y es por eso que, en estas condiciones, el refrigerante hierve en torno a 120 grados Celsius.

En alrededor a los 100 grados centígrados, el ordenador de a bordo encenderá el ventilador del radiador como ayuda adicional para enfriar el refrigerante. Si has prestado atención a las clases de física en la escuela secundaria, es posible que recuerdes que un radiador es un intercambiador de calor y su propósito es transferir el calor de una parte del sistema (en nuestro caso el motor) a otra parte (el radiador). El aire que se mueve a gran velocidad en el área de contacto del radiador, enfriará este líquido muy rápidamente y las bombas eléctricas e hidráulicas bombearán el líquido refrigerante de vuelta al motor.

De vez en cuando, puede que tengas que trabajar en el radiador o en otros elementos del sistema de refrigeración del coche y tienes que tener mucho cuidado al hacerlo. Es un tema tan importante, que yo lo dejaría en manos de los especialistas, como talleres granada. El ventilador del radiador es muy poderoso y peligroso y se deben desconectar sus cables que vienen de la batería.

talleres granada

Si el radiador ha sido golpeado y pierde líquido refrigerante, por lo general tendrás que reemplazarlo para mantener la integridad del motor. Hay correcciones en las fugas del radiador menores, pero los grandes problemas sólo pueden resolverse mediante la sustitución del radiador.

Al mantener adecuadamente, el sistema de enfriamiento del coche puedes estar seguro de que va a durar más tiempo y tendrás menos cosas de qué preocuparte cuando conduces tu coche.