Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Las escuelas de equitación en Valencia

 

escuelas de equitacion en valencia

*¿Exactamente en qué instante comenzamos a montar a caballo?

Montar a caballo es un pasatiempo agradable para todos, pero precisa no sólo esfuerzo físico, sino además mental. Debemos tener en cuenta, que parte del trabajo lo realiza un animal, un ser vivo y este no siempre y en todo momento y en toda circunstancia va a desear obedecer nuestras órdenes, hay que tener en consideración el factor de inseguridad que puede suponer la equitación. Lo más natural, como muchas cosas de la vida, es acudir a un especialista y para esto tenemos las escuelas de equitacion en valencia.

Algunos progenitores, adquieren un poni y enseñan a sus hijos a montar desde pequeñísimos. En Inglaterra, es muy frecuente ver en los concursos a pequeños desde los tres años de edad en las pistas.
Estos aprenden muy deprisa jugando, y desde ese momento, esta es la mejor forma de aprender, siempre que estén observados y lleven el casco, que es plenamente esencial.

De igual manera, se puede empezar a montar a cualquier edad. La hípica no responde a edades, es suficiente con subirse a un caballo y comenzar.

 

Asistir a las escuelas de equitación en valencia, será la solución más rápida y segura

 

escuelas de equitacion en valencia

*¿Dónde empezamos a montar a caballo?

Sobre tener caballo propio, se recomienda comenzar a montar en una escuela de equitación, donde haya caballos y ponis recomendables y profesores cualificados para que nos enseñen de forma recomendable y sin vicios.
Algunas personas, encuentran sencillo montar, mientras que para otras el aprendizaje resulta difícil. El equilibrio y la coordinación, son cualidades vitales. En la escuela Hipica La Calderona, no se tarda mucho en dominar los principios de la equitación.
Si no tenemos cerca una buena escuela, siempre y en toda circunstancia, podemos empezar con el caballo de algún amigo, pero cada vez que nos enseñe sabiendo lo que hace, ayudándonos a subir, manteniendo al caballo y como es natural, si es la primera vez que montamos, el animal debe ser dulce y prudente y no asustarse de los extraños.