Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La poda de altura en Valencia

poda de altura


En el presente artículo, te contamos en que consiste una actividad esencial en los jardines como es la poda en altura. Nuestro equipo asimismo ha incorporado este servicio a consecuencia de la demanda pedida.
La poda de altura, no es más que recortar de un árbol las ramas y leños que sobran, logrando de esta forma, que las plantas crezcan más fuertes e incrementando el desempeño del fruto.

Poda de altura
Este servicio, se contrata sobre todo para árboles altos a los que cualquier persona no puede llegar con una escalera. Para esto, nuestro equipo empleará herramientas y material profesional, debido a que trabajar a estas alturas supone un peligro.
Este trabajo es preciso cuando los árboles han crecido naturalmente de forma desmandada. Podándolos, lograremos que estos tengan un mejor desarrollo de manera equilibrada.

Muy frecuentemente, nos contratan los municipios para la poda de árboles altos por la seguridad de los peatones. Debido, a que si no podría caerles una rama mientras que andan por la calle.
Es esencial insistir en la diferencia con talar un árbol, en tanto que este último significa recortar la base y no las ramas. O sea, recortar un árbol completo y la poda de altura, que consiste en cortar las ramas precisas y sanearlo.

poda de altura

Tipos de podas
En jardinería distinguimos dos tipos de podas:
* Poda de formación: consiste en dar forma al árbol por medio de esta actividad
* Poda de mantenimiento: consiste en orientar el desarrollo del árbol conforme nuestras preferencias.

Nosotros, siempre y en toda circunstancia intentamos efectuar un buen trabajo y sobre todo, que el usuario quede absolutamente satisfecho. Nuestro equipo trabaja con el mayor de los cuidados, en tanto que resulta una actividad que tiene múltiples peligros y riesgos. Por este motivo, siempre y en todo momento contamos con material y herramientas profesionales que nos faciliten la labor.
Con nuestra poda, pretendemos que el árbol dé mayores frutos, al unísono que lo saneamos y mejoramos su calidad. Esta actividad tiene una doble función, primero, eludir la caída de las ramas, y segundo, supervisar las dimensiones del árbol.