La mayoria de los rotulos publicitarios en el centro de Sevilla no son legales

 

rotulos en Sevilla

Urbanismo comienza una campaña para combatir contra la vulgarización del casco histórico.
Ahora le toca el momento a los rótulos promocionales. El Municipio de Sevilla empezará una campaña para regular los elementos promocionales en el centro histórico de la ciudad y quitar aquellos que no estén acordes con el ambiente patrimonial.
Conforme ha anunciado el encargado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, Antonio Munoz, en conferencia de prensa, el setenta y ocho por ciento de los rótulos y carteles promocionales que hay por el centro de la ciudad son ilegales.

Es una conclusión, a la que han llegado tras efectuar una investigación de cuatrocientos once rotulos en Sevilla, rótulos promocionales instalados en las calles San Fernando, avenida de la Constitución, La Campana y Puerta de Jerez, las zonas que van a ser reguladas por la nueva iniciativa.

 Tras examinar esos carteles, han concluido que solo el veintidos por ciento de ellos son legalizables y que el resto tienen elementos que infringen «de la A a la Z» la normativa y la ordenanza de publicidad y, por consiguiente, tendrán que de ser reemplazados o bien eliminados. De esos carteles, hay ciento ochenta y nueve en la Avenida de la Constitución, ciento nueve en la calle San Fernando, setenta y cuatro en La Campana y treinta y nueve en la Puerta Jerez.

Se trata, conforme ha explicado Muñoz, de procurar «revertir la situación de casos, de desorden y de saturación y ocupación del espacio público». Por esta razón, decidió comenzar la regulación de los elementos promocionales.

«Se trata de terminar con los excesos que se están produciendo», ha dicho Muñoz insistiendo en que tiene sitio «una vulgarización de las fachadas» y que ha llegado el instante «de actuar». El encargado de Hábitat Urbano, ha puesto como un ejemplo los colores atractivos y estridentes de ciertos rótulos o bien las pantallas led que hay instaladas en ciertas fachadas en las primordiales arterias del casco histórico.

Las actuaciones que emprenderá el Municipio en este sentido, se comenzarán con una campaña de sensibilización con la que requerirán a los establecimientos que tienen estos rótulos, a fin de que «legalicen los letreros lumninosos» y la publicidad instalada. A aquellos elementos ya instalados que el Municipio considere que son legalizables, les concederán un plazo de 6 meses a fin de que realicen estas modificaciones y amolden sus rótulos a la ordenanza municipal.

Y donde se genere una «ilegalidad» les instarán a reemplazarlos por otros rotulos en Sevilla que entren en la legalidad. Si los establecimientos perjudicados nos responden a la llamada municipal, la Gerencia de Urbanismo actuará disciplinariamente para imponer la legalidad. En este sentido, desde Urbanismo han explicado que la normativa en vigor implica sanciones, que pueden ir desde los tres mil hasta los seis mil euros para aquellos rótulos que no cumplan la normativa.

«Queremos restablecer el paisaje urbano. Uno mira para arriba y hay veces en que no sabe si está en Sevilla o bien en Lugo», ha dicho Muñoz remarcando que se trata de «revertir el espacio público y el patrimonio» y ha puesto como un ejemplo las pantallas que tienen ciertos establecimientos o bien los carteles con comidas de otros, que considera «inapropiados» para el centro de la ciudad. Para esto, el Municipio tiene previsto empezar dentro de poco una serie de asambleas con los perjudicados por esta nueva iniciativa: los tenderos y los hosteleros.