Con las lentilas de colores consigues un gran cambio

lentillas de colores

Usar lentillas de colores no es una resolución que se deba tomar a la ligera, pues, aunque se les dé un empleo como cosmético muy frecuentemente, no se debe olvidar que es un producto que se va a introducir en el ojo y los inconvenientes que esto pueda ocasionar, pueden dañar los ojos y provocar síntomas molestos si no se asiste primero a un especialista de la visión para valorar qué tipo de lentillas te pueden venir bien.

Antes de lanzarte a usar lentillas de colores, es recomendable visitar a tu óptico u oculista, para que pueda medir el diámetro y la curva base de tus ojos, esto es, el tamaño y curvatura para saber qué medida precisas en el instante de escoger la lentilla conveniente. Si tu empleo no es cosmético y tienes dioptrías, también debes visitar a tu profesional de la visión, para que te haga una valoración. Hecho esto, es necesario hacer pruebas con muestras de lentillas que el óptico te va a probar para ver si estas no te hacen daño.
Las lentillas no se miden en su calidad, en la medida en que todas son hechas por profesionales y marcas reconocidas, lo que depende de si quedan bien o bien no, es el material con el que están hechas y como tus ojos la admitan.

Cuando sepas qué material de lentillas de color te va bien, ya puedes realizar tu pedido online. Una compra cien por cien segura, pues bien sabes qué lentillas puedes emplear y a través de nuestra página https://www.lentillasadomicilio.com/lentillas-colores/ las puedes conseguir más accesibles que en una óptica frecuente. Entra en nuestra página y escoge el color que más te guste. Debemos aclarar, que los tonos de las lentillas son muy subjetivos, no van a quedar exactamente igual que en la fotografía, pues esto depende del color natural de tus ojos. Sin embargo, si bien sabes el color por el hecho de que lo has probado con el óptico, no vas a tener este inconveniente.

Tipos de lentillas de color

Hay dos tipos de lentillas de colores: las de fantasía y las de color.

Fantasía: son lentillas que alteran totalmente el tono de tu ojo dándole un aspecto absolutamente diferente. En la colección se incluyen lentillas con forma de ojos de gato, avatar, zombie y que se emplean para fiestas, Halloween o Carnavales y habitúan a tener un empleo anual, pues son para ocasiones singulares. Las puedes encontrar, tanto graduadas como sin graduar. Normalmente, son sin graduar, pues son para fines cosméticos.

De colores: son lentillas que alteran parcial o totalmente el tono de tu ojo, pero a diferencia de las de fantasía, estas son para empleo diario y son más complejas. En esta sección, puedes encontrar lentillas opacas, que son las que alteran de forma plena el tono de tu ojo o las potenciadoras que son, como la misma palabra lo dice, para robustecer el color natural de tus ojos. También puede encontrarlas tanto graduadas como sin graduar.
En lugar de cambiar de corte de pelo, puedes ponerte unas lentillas de colores y hacer un cambio de look casual que, si no te complace, siempre y en todo momento y en todo instante puedes quitarte las lentillas y no pasa nada.